Artículos

Quizás te ha tocado que “zappiando” entre canales nacionales saltas del sillón por los niveles desmedidos de algunos de nuestros solemnes canales. Existe pues, algunas veces, una clara y exagerada diferencia de niveles entre canales, programas, comerciales, etc.; por esa razón, esta serie de artículos buscará analizar los puntos débiles y encontrar algunas soluciones para este problema del audio televisivo nacional.

PROBLEMAS DE NIVELES

Analizamos la base de esta problemática. Podríamos citar, en primer lugar, los problemas psicoacústicos auditivos y la no uniformidad en la captación de toda la banda de frecuencias; esa suma de sensaciones da la impresión que mientras más fuerte suena mejor, lo cual es completamente falso. El subir los niveles nos ayudará quizás a escuchar más fuerte las frecuencias que menos captan nuestros oídos: graves y agudos, pero no necesariamente hará que un audio suene.

En segundo lugar, y técnicamente lo más problemático en el Perú, es la improvisación y el libre albedrío de las manos por las que tienen que pasar nuestros audios, manipulados y modificados sin tener, muchas veces, la menor idea de lo que están haciendo. Desde que sale del estudio de grabación, la edición de video, copias, las conversiones D/A, y A/D, y nuevamente, en la emisión del canal, y quién sabe dónde más, hay desconocidos y ocultos procesos que muchas veces arruinan completamente la dedicación que algunos le damos a nuestros queridos audios.

Todo esto sumado a la inexactitud de los medidores o vúmetros que marcan niveles Cuasi-Picos QPPM (Quasi Peak Program Meter), los que no pueden medir correctamente niveles más rápidos a 10ms. Esto quizás fue válido cuando se manejaba buen nivel de Headroom, pero con la aparición de la tecnología digital y la sobrecompresión de la señales de audio, el concepto de Headroom fue cada vez más dejado de lado y la eficacia de los QPPM también.

Pero este género de Global Bass y tropical Bass se mueve un poco a niveles underground. Si bien hay circuitos por todo el mundo, encuentras pocas producciones oficiales que estén dentro del mercado, que se vendan en discotiendas, y el hecho de que haya un disco oficial de este género y hecho en el Perú ya es un logro bastante grande.

ITU B.S. 1770

En 2006, la ITU (International Telecommunication Union), con el apoyo técnico de TC Electronics, publica en Ginebra, Suiza, la R-1770 (recomendación actualmente en su tercera versión denominada ITU B.S. 1770-3), creada para convertirse en el nuevo estándar para niveles de audio para broadcasting internacional, del cual derivaron algunas otras recomendaciones como la EBU R-128 para Europa, la ATSC A/85 para USA, la ARIB TR-B32 para Japón o la FTA OP-59 para Australia.

¿Y qué es tanta letra y numerito y por qué es tan importante? Marca las pautas para encontrar la tan buscada uniformidad de volúmenes entre canal y canal, entre programa y programa, entre comercial y comercial, sin necesidad de recurrir a la desdichada supercompresión para lograrlo, y con la que perdemos todo intento de darle cierta dinámica, naturalidad y vida a nuestros audios. Esto es tan importante que incluso viene trayendo repercusiones en la lucha contra la tristemente célebre “Loudness War” de la industria musical mundial.

Estas recomendaciones introducen el concepto de Normalización de Loudness o Sonoridad, en reemplazo de la Normalización de QuasiPicos, en base a un análisis del nivel promedio de los programas, haciendo que el nivel general de todos ellos estén alineados, no importa el rango dinámico que tengan.

  • Una curva de ecualización conocida como K-Weighting, que junta un filtro para altos en 100Hz y un high shelving a 1kHz.
  • Una nueva unidad relativa de medición conocida como LU (Loudness Units) en referencia a los VU (Volume Units) y que mide lo mismo que el dB.
  • Una nueva unidad absoluta conocida como LUFS (Loudness Units Full Scale) en referencia al dBFS (dB Full Scale) digital.
  • Una nueva unidad de medida de Señal Pico para evitar distorsión, conocida como TP (True Peak), el cual maneja 0ms de reacción de medición.
  • Un sistema de compuertas (Gating Method), conocido como G10, que descarta la medición de señales de bajo nivel para que los programas con grandes rangos dinámicos sean alineados adecuadamente.

CARACTERÍSTICAS

La ITU-R BS.1770 introduce algunas características y conceptos en su implementación, tales como:

EBU R-128

En base a la ITU 1770, la EBU (European Broadcasting Union) publica la R-128, la cual incluye estándares y medidas aplicables en las principales herramientas de medición de Loudness, y con las que podremos analizar tres datos importantes para la toma decisiones:

  • Program Loudness (Sonoridad de Programa), nivel promedio de un programa entero de principio a fin, que será usado para alinear los niveles de todos los programas. Esto se realiza mediante la utilización de Loudness Meters.
  • El dato importante acá es que se definió un standard para su medición en -23 dBLUFS, con un rango de variación de +/-1LU para programas en vivo.
  • True Peak (Nivel de Pico Real), nivel máximo pico medido con velocidad de reacción de 0ms. Se define -1dBTP (dB True Peak) como nivel máximo permitido para PCM en producción. Para codecs con bitrate los estándares varían. (Por ejemplo: -3dBTP para AAC Dolby Digital)
  • Loudness Range (Rango de Sonoridad), medición del rango dinámico real de un programa, en base a los niveles en LU que más han sido usados durante el mismo.

Todas estas medidas de alineación en el nivel de los programas reemplazan la preocupación de querer sonar más fuerte, por la búsqueda de calidad de audio. En publicidad, por ejemplo, por primera vez está garantizado por diseño que los spots no podrán sonar unos más fuerte que otros, alentando la búsqueda de nuevas formas artísticas y creativas para sobresalir respecto al competidor.